logo

El Presidente Moreno inicia el penúltimo año de gestión. De su informe en la Asamblea destaca como positivo el respiro de tranquilidad tras una década de miedo a veces lindante en el terror, que caracterizó a la década anterior en el vivir de los ecuatorianos. Ahora hay libertad, que debería ser lo normal en todos los tiempos y con todos los gobiernos.

También destaca el respeto a la opinión ajena, especialmente en el trabajo de los medios de comunicación. Han desaparecido los organismos y funcionarios autoritarios obsecuentes al pensamiento único impuesto por el despacho presidencial. Qué bueno.  

En lo que no se ha avanzado es en el castigo a la corrupción. Dos años el Presidente ha repetido que habrá mano dura en contra de quienes usurparon los recursos públicos, pero muchos identificados en semejante dolo siguen libres o están prófugos. ¿Alcanzarán los dos años que le faltan, para ver tras las rejas a los culpables y recuperar lo usurpado?

También destacó las grandes obras de vialidad o suntuarias para Quito, Guayaquil y otras ciudades del país. Bien por ellas, pero lástima que no conste la ciudad de Cuenca: el tranvía, que fue citado, es obra iniciada hace más de un lustro y debió operar hace tres años. Además, su coste de 300 millones de dólares es una insignificancia en comparación con el valor de los proyectos aludidos.

Es lamentable que las autoridades de Cuenca y del Azuay aceptasen silenciosamente esas noticias oficiales sin la respuesta que no debería ser sino el reclamo altivo por la postergación y el centralismo que siguen vigentes para una ciudad y provincia que sobrevive con sus propios esfuerzos y con grandes problemas de conexión terrestre y aérea con el país. Según el Gobierno quinientas obras han sido ejecutadas en el país: ¿Cuántas de ellas en el Azuay?.

Reportajes, entrevistas y más...

Artículos

Camino al Bicentenario de Cuenca

¿Qué necesidades apremiantes y fundamentales deberían satisfacerse para que la celebración deje beneficios y soluciones concretas para la ciudad del presente y del futuro? AVANCE consultó a los ex Alcaldes la pregunta que consta arriba. A Leoncio Cordero Jaramillo, el más antiguo, que...

Leer más...

Portada de la edición única de la revista RICTUS, en 1920.  CAMINO AL BICENTENARIO AVANCE arranca la cuenta regresiva del bicentenario de la Independencia de Cuenca. Y la inicia reproduciendo un reportaje de ingenioso humor de Alfonso M. Borrero, en la edición Nro. 1 de...

Leer más...

Por: Rolando Tello Espinoza Cuando el 5 de febrero de 1920 nació Antonio Lloret Bastidas, Cuenca preparaba el festejo del primer centenario de su Independencia. Hoy, año del segundo centenario, su obra literaria, histórica y periodística, es un galardón para la ciudad de la que fue su...

Leer más...

 Monseñor Daniel Hermida, obispo que impartió instrucciones en 1933, para combatir las “inmoralidades” de los cuencanos de entonces Una carta pastoral de 1933 conminaba a los cuencanos a no ir al cine ni al teatro, censuraba el vestuario deshonesto de las jóvenes...

Leer más...

por: Rolando Tello Espinoza  El poeta Arturo Cuesta Un personaje de vida sencilla y transparente, genial constructor de metáforas, hizo de la poesía una mística y una religión a la que se entregó con lealtad y pasión cotidiana. Es uno de los literatos del grupo ELAN...

Leer más...

El acontecimiento espectacular por el centenario de la independencia de Cuenca fue la hazaña del piloto italiano Elia Liut que inauguró la aeronavegación entre Guayaquil y Cuenca el 4 de noviembre de 1920, en el pequeño avión Telégrafo I. ¿Con qué acontecimiento histórico se celebrará...

Leer más...

Cuenta regresiva
Derechos reservados 2019 © Revista Avance
Desarrollado por Webnet Soluciones
        
007310815