logo
Sesión del Consejo Nacional Electoral (T) en su sede en Quito.

El Presidente del CNE, Gustavo Vega Delgado, es un médico cuencano, ex Rector de la Universidad, hombre de cultura autor de importantes publicaciones académicas e inclusive de obras poéticas y literarias. También ejerció funciones diplomáticas en el exterior. La revista AVANCE le planteó varias inquietudes y en este espacio están sus respuestas.

Qué encontró bueno o malo en el CNE al asumir la Presidencia temporal de la institución? Los ejemplos más notables en uno y otro caso.

Considero necesario atender al menos dos componentes: El primero estructural, encontramos un Consejo Nacional Electoral desprestigiado, sin confianza ciudadana, único capital valioso que permite a una institución trascendental para la democracia representativa de un país, dar fe sobre la manifestación de la voluntad popular, fuente soberana de la que deriva el ejercicio de cualquier potestad pública.

El Presidente del Consejo Nacional Electoral Transitorio, Gustavo Vega.

En aspectos más concretos se ha identificado inconsistencias significativas en el Registro Electoral, dispendio en el manejo de los recursos; y entre aspectos más coyunturales, percibimos nerviosismo de varios funcionarios, que en algunos casos se esfuerzan por defender legítimamente su posición en la institución; y en otros por tratar de sostener informes y actuaciones que habiendo sintonizado con la gestión de las autoridades que nos precedieron, no entran en las lógicas que queremos instaurar en lo inmediato, esperando que alcancen arraigo institucional. Pese a ello, encontramos una institución que renueva su esperanza, busca retomar su sitio histórico dentro del modelo constitucional y que debe comprender su situación actual, para proyectarse al futuro.

¿Su criterio sobre la gestión del ex presidente Juan Pablo Pozo en el último proceso electoral?

En ejercicio de nuestro mandato, hemos suscrito un convenio con la Contraloría General del Estado, en virtud del cual solicitamos una auditoría integral y profunda sobre la gestión de la cesada integración del CNE. No considero prudente adelantar criterios, porque además de irrespetuosa, podría considerarse una presión que podría afectar la objetividad técnica del trabajo de este órgano de control.

Evidentemente, muchas cosas pudieron haber sido mejor, la desconfianza ciudadana es un síntoma muy importante para juzgar el desempeño de cualquier función pública, por lo que no se trata de acusar con el dedo a una persona en particular, cuando la ciudadanía y el periodismo serio ya lo ha hecho; sino de limpiar la casa de la democracia, aprender de los errores y sentar las bases de una institución referente en la organización de las elecciones, que es el compromiso adquirido con nuestra gente.

Local del CNE en la ciudad de Cuenca.

¿Mereció la condecoración conferida por el gobierno saliente?

Dentro de un contexto republicano como el nuestro, me declaro poco afecto al hecho de conceder o recibir condecoraciones, por el solo hecho de haber cumplido una obligación institucional, asumiendo que este fuese el caso. Jean-Paul Sartre, connotadísimo literato y filósofo existencialista, tuvo en su momento el coraje ejemplar de rechazar el Premio Nobel de literatura, precisamente porque el recibirlo condicionaba su producción futura a las expectativas de la Academia sueca, restándole autonomía creativa, todo lo cual resultaba intolerable para el gran filósofo de la libertad absoluta.

En igual sentido poco favor hace a la institucionalidad, a la confianza ciudadana que la persona que lidera una institución llamada a actuar con absoluta imparcialidad reciba una condecoración de quien resultó triunfador de las elecciones. No quiero juzgar las razones específicas por las que se otorgó esta presea, mucho menos si fue merecida o no, pero considero que simbólicamente nos deja un mensaje perverso.

¿Sobre el CNE en general cesado en funciones?

Del mismo modo, considero que una de las virtudes que justifican el paso del tiempo es precisamente el hecho de ubicar a las personas en su justo lugar. El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio presentó un informe profundo y detallado sobre las actuaciones del cesado CNE, que se alimentó con contribuciones ciudadanas que presentaron un significativo número de denuncias. Por esta razón, más allá de algunas impresiones al respecto, considero más apropiado remitirme a la evidencia con la que se cuenta, evitar especulaciones y permitir que la ciudadanía forme su propio criterio.

 

“Nuestra labor busca dos objetivos principales, ambiciosos pero posibles: identificar los aspectos más críticos de la gestión electoral y las falencias de los procesos, con el objeto ordenar, y desinfectar a la institución a fin de establecer los cimientos que sostendrán los procesos electorales inmediatos, y sentar las bases para el futuro“

 

¿Qué resultados espera dejar de su paso por el CNE?

La actual conformación del Consejo Nacional Electoral recibió un mandato de sesenta días, de los cuales ha transcurrido más del 40% de nuestro período. Lo apretado del tiempo y la magnitud del reto asumido nos ha obligado a trabajar sin horario y sin distinción de días hábiles o de descanso. No creemos en los milagros, pero sí en los procesos y en el trabajo en equipo, que solamente pueden arrojar resultados deseables cuando cada una de sus etapas los construye de manera progresiva. Nuestra labor busca dos objetivos principales, ambiciosos pero posibles: identificar los aspectos más críticos de la gestión electoral y las falencias de los procesos, con el objeto ordenar, y desinfectar a la institución a fin de establecer los cimientos que sostendrán los procesos electorales inmediatos, y sentar las bases para el futuro. 

“Nos encontramos en una minga ciudadana, que convoca al país en su conjunto, que requiere de desprendimiento y actos de sacrificio y buena fe que nos permitan repensar la democracia en nuestro país, integrar a quienes históricamente han sido excluidos, sentar las bases institucionales que generen confianza, estabilidad, transparencia, pulcritud y sobriedad en la administración electoral”

¿En el caso particular de Azuay y Cañar. Un comentario sobre la reciente gestión de los organismos provinciales?

Hemos sido muy cautelosos en designar a nuestros Delegados provinciales en Cañar y Azuay, que serán personas llamadas a verificar y contrastar la información preliminar con la que actualmente contamos y que la hemos recogido a lo largo y ancho del país. En ese mismo sentido, estamos diseñando y aplicando inmediatamente políticas generales que desde la matriz del CNE guían la actividad de nuestras delegaciones, que han de adaptar las políticas nacionales a la realidad cultural de cada pueblo.

El voto electrónico se experimentó en 2014 en Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas y se olvidó luego ¿Qué saldo dejó este sistema y lo recomendaría o no?En términos generales, los distintos mecanismos que podrían entrar en la categoría de voto electrónico constituyen apoyos tecnológicos que contribuyen a una gestión electoral más eficiente puesto que permite, entre otros aspectos, evitar interpretaciones por la junta receptora del voto sobre la validez o nulidad de un sufragio, la posibilidad de contar con un escrutinio transparente y capaz de arrojar resultados al instante, además de constituir un mecanismo para optimizar recursos humanos y materiales.

Bajo esta perspectiva, las bondades de los distintos mecanismos de voto electrónico resultan prometedoras, y no cabe la menor duda que esa será la dirección hacia la que se conducirán los organizamos electorales a nivel mundial. No obstante, la condición sine qua non para instaurarse mecanismos de voto electrónico, en remplazo  de un sistema manual, es que el órgano electoral cuente con el capital de confianza suficiente en la ciudadanía que permita su instauración, sin que exista duda sobre una eventual manipulación de sistemas informáticos y la vulnerabilidad de sus sistemas de seguridad.

El Presidente del CNE al tomar posesión del cargo transitorio para iniciar sus actividades.

¿En qué medida su carrera académica y de autoridad universitaria podrá respaldar su gestión en la función electoral?

La academia es un espacio privilegiado para reflexionar y explicar teóricamente los acontecimientos naturales y sociales, a la vez permite mantener contacto directo con estudiantes que provienen de múltiples condiciones personales, familiares, socio culturales, económicas, lo que permite conocer desde lo general y abstracto, pero también desde lo tangible la realidad de un país puesto que por medio de nuestros estudiantes conocemos las expectativas y frustraciones de sus familias y de su comunidad.

Por otra parte, la actividad académica obliga a involucrarnos en aspectos de gestión y aseguramiento de la calidad de los servicios a la colectividad en actividades de docencia, investigación y vinculación con la comunidad. No sostengo de ninguna manera que basta con desarrollar trayectoria como docente y rector de instituciones de educación superior para asumir un reto como este, pero sí ofrece insumos que sumados a actividades del servicio público, sobre todo al servicio exterior, la experiencia personal y la sensibilidad que cualquier autoridad debe tener para receptar y transformar las aspiraciones ciudadanas en realidades tangibles; respalda nuestra gestión, como equipo, dentro de la función electoral.

¿Algo que quisiera añadir?

Recordarle a la ciudadanía que la democracia soñada se construye, se cultiva y defiende, cada quien desde el rol que le toca asumir y desde su particular y respetable punto de vista. Nos encontramos en una minga ciudadana, que convoca al país en su conjunto, que requiere de desprendimiento y actos de sacrificio y buena fe que nos permitan repensar la democracia en nuestro país, integrar a quienes históricamente han sido excluidos, sentar las bases institucionales que generen confianza, estabilidad, transparencia, pulcritud y sobriedad en la administración electoral. Invitamos a las organizaciones políticas, sociales, a la academia, a todas y todos, sin distinción alguna, para que se sumen a esta cruzada ciudadana que sentará los hitos para un desempeño electoral capaz de garantizar la transparencia en las elecciones futuras.

 

Reportajes, entrevistas y más...

Artículos

Camino al Bicentenario de Cuenca

¿Qué necesidades apremiantes y fundamentales deberían satisfacerse para que la celebración deje beneficios y soluciones concretas para la ciudad del presente y del futuro? AVANCE consultó a los ex Alcaldes la pregunta que consta arriba. A Leoncio Cordero Jaramillo, el más antiguo, que...

Leer más...

Portada de la edición única de la revista RICTUS, en 1920.  CAMINO AL BICENTENARIO AVANCE arranca la cuenta regresiva del bicentenario de la Independencia de Cuenca. Y la inicia reproduciendo un reportaje de ingenioso humor de Alfonso M. Borrero, en la edición Nro. 1 de...

Leer más...

Por: Rolando Tello Espinoza Cuando el 5 de febrero de 1920 nació Antonio Lloret Bastidas, Cuenca preparaba el festejo del primer centenario de su Independencia. Hoy, año del segundo centenario, su obra literaria, histórica y periodística, es un galardón para la ciudad de la que fue su...

Leer más...

 Monseñor Daniel Hermida, obispo que impartió instrucciones en 1933, para combatir las “inmoralidades” de los cuencanos de entonces Una carta pastoral de 1933 conminaba a los cuencanos a no ir al cine ni al teatro, censuraba el vestuario deshonesto de las jóvenes...

Leer más...

por: Rolando Tello Espinoza  El poeta Arturo Cuesta Un personaje de vida sencilla y transparente, genial constructor de metáforas, hizo de la poesía una mística y una religión a la que se entregó con lealtad y pasión cotidiana. Es uno de los literatos del grupo ELAN...

Leer más...

El acontecimiento espectacular por el centenario de la independencia de Cuenca fue la hazaña del piloto italiano Elia Liut que inauguró la aeronavegación entre Guayaquil y Cuenca el 4 de noviembre de 1920, en el pequeño avión Telégrafo I. ¿Con qué acontecimiento histórico se celebrará...

Leer más...

Cuenta regresiva
Derechos reservados 2019 © Revista Avance
Desarrollado por Webnet Soluciones
        
007489590