Revista Avance

      

Octubre de 2013

Palabras y piedras sueltas

Banner

Identifíquese

La Solano lucirá nueva imagen desde noviembre

Eje del desarrollo urbano al sur de Cuenca, la avenida conecta la distancia de 1.500 metros entre los ríos Tomebamba y Yanuncay, poblada de árboles y decorada con jardines

Esta avenida, concebida hacia los años 30 del siglo pasado, es una obra emblemática por sus características arquitectónicas, su trascendencia histórica y como solución de tráfico avizorada lúcidamente con una proyección futurista.
 
Su nombre corresponde al fraile cuencano de cultura polifacética, fundador del periodismo cuencano, botánico, escritor polémico, literato y orador sagrado de nombradía, nacido el 16 de octubre de 1797 y muerto el 2 de abril de 1865.
 
El Presidente municipal de Cuenca Antonio Borrero Vega, en su informe del primer semestre de 1937, dejó un dato histórico sobre esta vía: “Formado el Comité Fray Vicente Solano, que se propone honrar la memoria del privilegiado escritor azuayo, el Concejo se preocupa de cooperar para el monumento que debe levantarse en la amplia Avenida que lleva su nombre, la que muy en breve será pavimentada y arreglada, en obedecimiento del Decreto sobre emisión de Bonos Municipales y por constituir además uno de los mejores paseos de nuestra ciudad…”
 
Espacios apropiados para peatones y ciclistas.
En efecto, la anterior administración municipal, presidida por Miguel Heredia Crespo, había conseguido del Presidente Federico Páez, mediante Decreto 418 de 12 de noviembre de 1936, autorización para que la Municipalidad emitiera bonos por un millón de sucres en 1937 y 500 mil en los años siguientes, hasta completar tres millones, para obras de agua potable y alcantarillado, adoquinado de la avenida Solano, los muros del río Tomebamba y pago de deudas municipales. Para la avenida se asignó 50 mil sucres.
 
En 1957, año conmemorativo de los cuatro siglos de la fundación de Cuenca, la inauguración del monumento a Solano fue uno de los actos trascendentales. El 10 de abril se cumplió la ceremonia de homenaje al preclaro monje cuencano de la orden franciscana. El busto en bronce es obra del escultor quiteño Luis Mideros.
 
La Casa de la Cultura, en homenaje al IV Centenario de Cuenca, entregó la escultura a la ciudad, con la intervención de Carlos Manuel Larrea, delegado para el acto: “Al erigir este bronce evocador del gran patriota, insigne escritor y polemista la Patria se glorifica y afirma su fe en los valores de su espíritu y su esperanza para el futuro”, dijo el delegado cultural. 
 
A su vez, el Alcalde de la ciudad, Luis Codero Crespo, al agradecer a la Casa de la Cultura por el obsequio de la escultura sobre la columna construida por la Municipalidad, dijo: “ El monumento de Solano presidirá en esta misma avenida a la gran caravana de estatuas, que irán surgiendo al golpe de la gloria, para perpetuación de los valores humanos de esta tierra pródiga en próceres de la cultura”.
 
La avenida, con dos carriles divididos por un parterre central, tiene sesenta metros de ancho. Avanzada ya más de una década del siglo XXI, sorprende la visión futurista con la que fue concebida esta obra hace ocho décadas, a más del propósito de embellecimiento de una de las zonas más atractivas del paisaje cuencano. También, por haberse previsto decorarla con las estatuas de personajes representativos de la cultura, la historia y el desarrollo de Cuenca.
 
El edificio del colegio Benigno Malo, uno de los bienes patrimoniales más representativos de la arquitectura de la ciudad, es una de las construcciones importantes al filo de esta avenida, junto con el estadio municipal, la basílica de La Virgen de Bronce y la enorme cantidad de construcciones particulares diseñadas para lucir junto a una de las arterias más importantes de la ciudad, donde cada vez aparecen más locales comerciales y centros de interés cultural.
 
El monumento a Solano, en medio trayecto de la avenida que lleva su nombre, tiene la compañía de más de una decena de estatuas cuya presencia hace de esta vía la avenida de los monumentos. El poeta Remigio Crespo Toral está al comienzo de la avenida, al pie de esculturales musas que alegorizan su inspiración. La obra inaugurada el 4 de agosto de 1960, es del español Enrique Monjo.
 
Frente al colegio Benigno Malo está el monumento al patrono de este plantel, el más antiguo de Cuenca, escultura del cuencano Vicente Rodas Farfán, inaugurada el 21 de febrero de 1986. El monumento a Rafael María Arízaga, destacado político y hombre de cultura, es obra de Daniel Elías Palacio, inaugurada el 18 de julio de 1958.
 
El monumento a Honorato Vásquez, el cuencano más notable de la historia republicana, es obra de Daniel Elías Palacio y de sus hijos Wolfang y Paúl, inaugurada el 25 de abril de 1985.
 
Luego se erigirían más monumentos a cuencanos ilustres por su trayectoria cultural y cívica. De Antonio Vega Muñoz, en abril de 1961; de Roberto Crespo Ordóñez, en abril de 1991; del ex Presidente cuencano Antonio Borrero Vega; del también ex Presidente y Presidente del Concejo cuencano Andrés F. Córdova; de Severo Espinosa Valdivieso; de Carlos Cueva Tamariz.
 
 
Una obra antigua, renovada
 Xavier Cárdenas, Director de la Unidad Ejecutora
A fines de este mes de octubre terminará la refacción de las aceras, construcción de ciclovías y  restauración de monumentos de la avenida Solano, obras de la Municipalidad de Cuenca por más de cuatro millones de dólares. La antigua avenida lucirá renovada y moderna.
 
Xavier Cárdenas, Director de la Unidad Ejecutora de Proyectos, hizo conocer detalles de los trabajos próximos a concluir. Para celeridad, se los ha dividido en cuatro etapas, con 28 contratistas, cinco fiscalizadores y cuatro supervisores. Las obras han estado a cargo de 280 maestros, albañiles y ayudantes, más 67 técnicos.
 
A mitad de septiembre, la primera etapa estaba concluida, mientras el avance en la segunda era del 90%; del 80% en la tercera y del 10% en la cuarta. Hasta fines de octubre todo estará terminado y la avenida Solano, restaurada, sería puesta en servicio para las festividades novembrinas.
 
Las nuevas aceras tienen ancho variable que va desde los 11 metros en el tramo inicial desde el cruce con la avenida 12 de Abril hasta el local del Sindicato de Choferes, hasta dimensiones menores que oscilan entre los seis y los cuatro metros. Tienen baldosas octogonales de pasta de cemento color gris con matices rojizos.
 
Las ciclovías, en dos direcciones, de 2,50 metros de ancho, llevan micropavimento rojo, con semaforización y señales horizontales y verticales para seguridad de los usuarios y de los peatones.
 
Las redes eléctricas y telefónicas quedarán bajo tierra. La Empresa Eléctrica Regional Centro Sur ha colaborado, mediante un convenio, para la reubicación de los cableados telegráficos aéreos por los ductos subterráneos.
 
La reconstrucción del redondel en la intersección de las avenidas Solano y Remigio Crespo, el redondel de la avenida 10 de agosto y la restauración del monumento a Solano, son las obras más costosas en la intervención. Para cumplir dentro de los plazos previstos, los contratistas trabajan las 24 horas del día, excepto en los rubros que, por el ruido de las máquinas, no se pasa de las 22h00 a fin de no alterar el descanso del vecindario.
 
La nueva fisonomía de la Solano estará en servicio dentro del plazo previsto por la Unidad Ejecutora, cuyo titular, Xavier Cárdenas, asegura que más del 90% de las obras municipales de la actual administración son entregadas antes de finalizar el plazo de los contratos.
 
 
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar









Desarrollado por Webnet Soluciones