Revista Avance

      

Actualmente editando: /home/ravance/public_html/templates/cloudbase/layouts/blocks/main.php Codificaci贸n: Volver a abrir Cambiar a Editor de c贸digo Cerrar Salvar

Palabras y piedras sueltas

Banner

El Cajas, una zona desconocida por la mayor parte de los ecuatorianos, acaba de recibir milagrosamente una extraordinaria promoci髇 tur韘tica, a ra韟 de que la Virgen Mar韆 hab韆 escogido un rinc髇 paradis韆co de sus parajes para manifestarse a los humanos.

Rompiendo la tradicional monoton韆 propia de las temporadas de vacaciones escolares, los cuencanos presenciaron incr閐ulos, dubitativos o convencidos las peregrinaciones que se realizaron el 28 de agosto y el 7 de septiembre hasta el lugar, con la participaci髇 de miles de personas que llegaron para observar como la joven Patricia T醠bot Borrero, en estado de trance, hac韆 contacto con la Madre de Dios.

El pueblo de Cuenca nunca dio mayor cr閐ito a las apariciones de El Cajas, pero fue tan grande la publicidad en torno al supuesto acontecimiento, que de rebote, el entusiasmo proveniente de otras regiones del pa韘, particularmente de la costa, acab por contagiar a los habitantes de la cat髄ica y tranquila capital azuaya.

Las apariciones dieron lugar a expresiones de antiguo fanatismo, al punto que hubo peregrinos que afirmaron haber visto danzar el sol en el espacio mientras la medium estaba en contacto con Mar韆. Gr醘icas difundidas a trav閟 de los medios de comunicaci髇 mostraron a personas vueltas la cara al cielo, arriesgando sus ojos ante la luz solar, para observar al astro rey en sus desplazamientos c髎micos extra駉s a las leyes naturales. Tambi閚 hubo quienes vieron que las nubes se organizaban en formaciones especiales, con raros colores, mientras en medio de ellas aparec韆 la figura de la Virgen Mar韆, de Jesucristo o la Cruz en la que fue inmolado hace dos mil a駉s.

La peregrinaci髇 del 7 de septiembre constituy un acontecimiento espectacular por la cantidad de p鷅lico que se desplaz hasta El Cajas y las peripecias que muchos debieron sufrir para llegar hasta el Jard韓 de la Virgen. Por falta de organizaci髇 en el transporte, el fr韔 de la madrugada y por la expectaci髇 propia del evento, hubo escenas incre韇les de curiosidad, religiosidad, fanatismo y noveler韆.

Gentes provenientes de provincias costaneras del pa韘 no se arredraron por el rigor del fr韔 ni las dificultades de la caminata y fue com鷑 observar a padres cargados a sus hijos paral韙icos, hijos llevando en andas a mayores postrados, lisiados movi閚dose penosamente con sus muletas o ancianos arriesgando su vida en semejante aventura, atra韉os por la esperanza de que se cumplan los milagros curativos ofrecidos por los organizadores.

Transcurrida la romer韆, en la que participaron no menos de cincuenta mil personas, hubo m醩 defraudaci髇 que convicci髇 religiosa. Con excepci髇 de personas vinculadas con los promotores de la peregrinaci髇, que insistieron en la autenticidad de la presencia de Mar韆 a trav閟 de la medium, la reacci髇 generalizada fue de escepticismo y hasta de adversidad por lo que se calific como un enga駉. La Virgen hab韆 anunciado por voz de Patricia que volver韆 a El Cajas durante los pr髕imos seis meses, cada primer s醔ado, renunciando a una temporada m醩 larga de apariciones por la ingratitud de los cuencanos que no respondieron como ella aspiraba a sus convocatorias sobrenaturales.

緾u醤to es verdad y cu醤to farsa en lo de las apariciones de El Cajas? La respuesta es dif韈il para un pueblo cat髄ico que a trav閟 de siglos ha tenido sus convicciones religiosas sin necesidad de milagros y que, de pronto, est ante un hecho que le desconcierta. Las autoridades religiosas, en principio con pronunciamientos recelosos, contribuyeron a aumentar la incertidumbre, pero al fin se expresaron francamente contrarias a la veracidad de los milagros. El obispo de Cuenca explic lo absurdo de atribuir cualidades sobrenaturales a una programaci髇 humana a trav閟 de la cual se impon韆 a la Virgen el sitio de la cita y el horario para su comparecencia.

Patricia T醠bot Borrero, una joven de 17 a駉s, ir en octubre al sexto curso del colegio cat髄ico Rosa de Jes鷖 Cordero. Se駉rita con inquietudes propias de la juventud moderna, que hab韆 hecho modelaje en espect醕ulos en el pa韘 y el exterior, exhibiendo sus encantos femeninos, es la protagonista principal del dram醫ico episodio que conmovi al pa韘 en las 鷏timas semanas: es la medium de la Virgen Mar韆.

De acuerdo a lo que se conoce de su trayectoria 搒obrenatural por boca de Gast髇 Ram韗ez Salcedo -dirigente de las peregrinaciones que a su vez hace de medium, pues resulta imposible dialogar directamente con ella- , el 28 de agosto del a駉 anterior ocurri el primer contacto con la Virgen Mar韆. Patricia so耋 que la Madre de Dios se present ante ella: una mujer hermosa, de tez blanca con los ojos y el pelo color de miel; vest韆 blusa roja, falda blanca y t鷑ica celeste. Los pies llevaba descalzos.

Cuando despert, Patricia mir un intenso resplandor en su habitaci髇 y advirti que no fue un sue駉 lo que hab韆 experimentado, sino que la propia Virgen Mar韆 estuvo con ella. Nerviosa y maravillada, fue a despertar a su madre y rez con ella hasta el amanecer.

D韆s despu閟 viaj a M閤ico para participar en un desfile de modas y en ese pa韘 volvi a sentir la presencia de la Virgen. Fue una presencia de carne y hueso y por varias oportunidades.Luego prosiguieron otros contactos tanto en M閤ico como cuando retorn al Ecuador. Alguna vez inclusive fue Cristo el que se le apareci para darle mensajes que deb韆n conocer los hombres.

En junio de 1989 la Virgen se馻l a Patricia el sitio en el que iban a ser sus posteriores contactos con ella: El Cajas, un paraje fr韔, monta駉so, de belleza tel鷕ica, en cuyos alrededores hay m醩 de 200 lagunas.

Con su madre y con Gast髇 Ram韗ez -que ya estaba de presidente de la Misi髇- la joven identific f醕ilmente el sitio en el que Mar韆 decidi hacer sus apariciones. El 28 de agosto fue all con seis mil acompa馻ntes y, en trance, difundi por los altavoces el mensaje de Mar韆, que le anunci que la pr髕ima visita ser韆 el siete de septiembre, fecha en la que una concurrencia diez veces mayor acudi hasta el sitio para escuchar otro mensaje. La nueva comparecencia ser韆 el siete de octubre.

Seg鷑 Ram韗ez Salcedo la joven escogida por la Virgen es una persona normal que hace todo lo que corresponde a las j髒enes de su edad. Uno de los dirigentes de la peregrinaci髇 a El Cajas, V韈tor Kronfle, manifest que ella asiste sin variaci髇 a cuanto asist韆 antes de que se le presentara la Virgen e inclusive tiene su novio. En lo profundo del alma, sin embargo, se han operado cambios, pues es una mujer sumamente religiosa como nunca antes lo hab韆 sido.

Gast髇 Ram韗ez es presidente de la Asociaci髇 de fieles de la Misi髇 Virgen Mar韆 Guardiana de la Fe, organizaci髇 que pretende legalizar ante la iglesia los milagros en los que est involucrada Patricia T醠bot.

Cat髄ico, arquitecto de profesi髇, activo pol韙ico, se desempe耋 en el gobierno del presidente Le髇 Febres Cordero como Director Nacional de Correos y antes fue candidato a la alcald韆 de Cuenca por el partido Social Cristiano. Hombre orquesta de las peregrinaciones, ha dado un local suyo para sesionar con las personas que le acompa馻n en la organizaci髇 de los actos.

En la parte baja del Centro Comercial y Religioso Ram韗ez un amplio espacio sirve como sala de oraci髇 y se observa a personas que se persignan al entrar en ella. En la planta alta, entre escritorios, mesas de dibujo y otros enseres propios de su profesi髇, hay m醩 de un retrato del ex-presidente Febres Cordero, lo que muestra que el mismo sitio habr韆 servido antes para reuniones pol韙icas.

El personaje est convencido absolutamente del prodigio sobrenatural del que es protagonista Patricia. Concejal en funciones, al t閞mino de su gesti髇 se desafiliar para dedicarse por entero a su devoci髇. El 7 de septiembre se lo vio, con un meg醘ono en una mano, tratando de resolver todos los problemas que se presentaban durante la multitudinaria peregrinaci髇.

El atolladero de veh韈ulos oblig a la vidente y a sus principales acompa馻ntes a caminar 15 kil髆etros para llegar hasta El Jard韓 de la Virgen. Entonces se le oy a Ram韗ez anunciar al p鷅lico: 揕a Virgen Mar韆 ha querido que esta procesi髇 se prolongue y vamos a empezar desde este sitio. La Virgen ha querido as y la obedeceremos. Que Dios les bendiga.

Lizardo Guevara vive en Cajas desde hace m醩 de 40 a駉s. Ni su rostro curtido por el fr韔 y el sol ni sus 醙iles movimientos de campesino trabajador demuestran los 75 a駉s de edad que carga encima. Es propietario del predio al que han impuesto el nombre Jard韓 de la Virgen y de 30 hect醨eas adyacentes.

Guevara no est contento con el 揷uento de las apariciones. El paraje tranquilo en el que hizo familia de ocho hijos, ha visto romperse bruscamente la paz y hasta teme que personas fan醫icas atenten contra sus propiedades o su persona. 揂qu viv toda mi vida y nunca vi nada raro, pues para 閘 y los conocedores de la zona no es extra駉 que el sol aparezca y desaparezca con intervalos r醦idos de aguacero. La altura del p醨amo, con vientos veloces, moviliza siempre las nubes y no resulta inusual que el sol, de trasfondo, parezca deslizarse vertiginosamente o que las nubes adquieran tonalidades crom醫icas que son un milagro para quienes nunca han ido a ese sitio.

En mayo el campesino vio al arquitecto Ram韗ez y a otras personas explorando su predio, lo que no le llam la atenci髇, pues dada la ex髏ica geograf韆 siempre hay curiosos extra駉s que recorren esos campos. 揚ero ocurre que el arquitecto se anim a llegar a mi domicilio para proponerme que le regalara un pedazo de tierra pr髕imo a una gran piedra a la cabecera del peque駉 valle rodeado de colinas. Quiso convencerme aduciendo que al morir no se lleva nada y ya estamos en edadcita....

La negativa del campesino fue inflexible: mir todo el largo pasado durante el cual trabaj e hizo hijos en la zona y no pod韆 desprenderse, a la vejez, de una parte de su propia vida. Entonces vino otra propuesta: que le vendiera el terreno.

Pasaron los d韆s y sigui merodeando el arquitecto por el sector, para preguntarle sobre su decisi髇. Le habl de que necesitaba levantar una capilla porque algo grande iba a pasar en ese sitio escogido por la Virgen. Ante la insistencia pidi que le pagara 120 millones de sucres y el arquitecto qued a pensar.

Cada vez iba m醩 gente al lugar y alguna ocasi髇 se quiso construir un galp髇 con cubierta de zinc, pero los fuertes vientos derribaron los materiales y se desisti del proyecto, aduciendo que el 搈al vecino la hab韆 derribado. Poco a poco vio crecer el inter閟 por el milagro de El Cajas: 揈n principio la Virgen se aparec韆 al otro lado de la piedra, cerca de mi casa, pero cuando yo reclam al arquitecto por ello, pidi閚dole que al menos la gente se concentre del otro lado de la gran piedra, entonces la Virgen tambi閚 se cambi de lado, dice Guevara con descre韉a sonrisa mientras no oculta sus convicciones: 揝oy cat髄ico, pero no creo en estas apariciones ni necesito ver nada para seguir siendo creyente.

Despu閟 de la peregrinaci髇 de septiembre Guevara qued contrariado por la cantidad de desperdicios en su propiedad que siempre estuvo verde y limpia: desechos pl醩ticos, papeles, c醩caras de frutas y todo lo dem醩, destruyendo sacr韑egamente la milenaria paz del bello paraje. 揝i insisten y vuelven a repetirse estas concentraciones, no me quedar m醩 remedio que vender la propiedad, pero en contra de mi voluntad y si me pagan lo que cuesta, dice mostrando las dos casas suyas, una nueva junto a la carretera asfaltada y otra vetusta, junto a la carretera antigua.

Guevara, oriundo de Sayaus, fue a vivir en El Cajas cuando el lugar era tan remoto de Cuenca -ni se so馻ba con la carretera-, que con frecuencia los paseantes o los pasajeros por el antiguo camino a la costa desaparecieron en esa zona y el 鷑ico que los encontraba, vivos o muertos, era 閘. El salv a muchos pescadores y amantes de la naturaleza que se perdieron y es persona popular identificada con la zona, de la que forma parte como sus 醨boles de quinoa, sus lagunas y sus cerros.

La peregrinaci髇 de septiembre, contrariamente a lo que esperaron sus organizadores, contribuy a incrementar el escepticismo y la desconfianza del p鷅lico en torno a la veracidad de las apariciones. La sensaci髇 de un enga駉 imperdonable se ve韆 en el rostro de muchos que concurrieron a la penosa romer韆.

Las dudas sobre el valor religioso del acontecimiento multitudinario aumentaron por la profusa venta de casetes magnetof髇icos con los supuestos mensajes de la Virgen, estampas y rosarios que ignorantemente la gente los lleva como amuletos, a m醩 de publicaciones negociadas con fines de lucro gracias a la explotaci髇 de un acto supuestamente religioso.

Los mensajes de la Virgen Mar韆 revelan el intento por volver a un pasado religioso superado mucho tiempo atr醩 por la iglesia cat髄ica: hay advertencias de castigos contra quienes no rezan el rosario, no van a misa, no hacen penitencia ni practican el ayuno y la abstinencia; recomiendan el uso de agua y velas benditas en los domicilios, pr醕tica que a estas alturas de la civilizaci髇 cae en el campo de la superstici髇 repudiada por la iglesia.

Los mensajes, por a馻didura, est醤 cargados de errores de coordinaci髇 gramatical y l骻ica. El contenido es confuso, ambiguo y mal redactado:un dialecto espa駉l de la Virgen confunde los sonidos de la S y la C, que no los diferencia la pronunciaci髇 americana. La Madre de Dios comete demasiados errores ortogr醘icos para dar credibilidad a sus mensajes.

Pero las peregrinaciones continuar醤, pues en el hermoso paraje ha nacido un centro de devoci髇 con gran futuro en tiempos de carest韆s econ髆icas, crisis humanas y desesperanzas.

Septiembre de 1989

Comentarios 

 
-1 #5 Matthews 18-09-2016 20:44
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #4 tecnico electronicaEnrique Suarez 08-10-2015 18:21
Citar | Reportar al moderador
 
 
+1 #3 Mar韆 torres 03-07-2012 04:23
Citar | Reportar al moderador
 
 
-1 #2 Mar韆 torres 03-07-2012 04:13
Citar | Reportar al moderador
 
 
-1 #1 FeAugusto salame 30-07-2011 16:57
Citar | Reportar al moderador
 

Portada de Junio de 2017

El Presidente Lenín Moreno anunció una política de brazos abiertos e invitó a todos los ecuatorianos a trabajar con armonía por el bien del Ecuador.

 

Opini髇

Renovaci贸n y Optimismo Nacional

  La democracia continúa, la historia sigue su curso. Un ambiente de esperanzas predomina en el ánimo de los ecuatorianos en los días iniciales del Gobierno del Presidente Lenín Moreno, quien asumió el mando el 24de mayo con un discurso reconciliador, luego de la fogosa campaña electoral que ya es drama del pasado.

Leer m谩s...

Reportajes, Entrevistas y M醩...

Ciudad, gente, cultura y desarrollo

 

 

 

 

Martín Sánchez fue elegido Director de la Casa de la Cultura del Azuay y está en funciones desde mayo pasado. La nueva Ley de Cultura suprimió el cargo de Presidente del Núcleo y él es el primer directivo institucional de esta etapa que incorpora la Casa de la Cultura al Ministerio del ramo.

 

 

 

 

 

 

 

Manuel Orellana Ayora falleció el 18 de mayo, en Quito. Fue uno de los diez integrantes iniciales del Semanario La Escoba, resucitado en 1949 para continuar la publicación fundada por Fray Vicente Solano en 1854 y del que el religioso polémico sacó a luz 36 ediciones hasta febrero de 1858. Además, Orellana fue hombre público y maestro universitario con destacada trayectoria como investigador del desarrollo regional y nacional. Ejerció altas funciones en organismos internacionales. En varias épocas, con silencios y resurrecciones, La Escoba perduró hasta enero de 1961, cuando vio la última luz el Nro. 196. El Semanario, polemista y humorístico, irreverente, se rebeló contra los políticos, los intelectuales y personajes de viejo cuño y fue ventana anunciadora de nuevos tiempos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sandra Ochoa, Corresponsal del diario El Universo, falleció en la primera semana de mayo, provocando consternación entre los compañeros de profesión en Cuenca y en el país.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Humberto Polo Cabrera (1917), emprendedor comerciante, falleció en mayo pasado. Próximo a cumplir cien años, es recordado como un propulsor de la actividad mercantil de la ciudad en el siglo pasado. En junio de 1963, hace 54 años, fue uno de los fundadores de la primera Cooperativa de Ahorro y Crédito de Cuenca, en la Cámara de Comercio, ahora nominada Cooperativa Alfonso Jaramillo León (CAJA). 

 

 

 

 

 

 

 

El Alcalde Marcelo Cabrera Palacios, en cumplimiento de la Ley, presentó el informe de labores del último año de gestión. Fue en el Museo de la Ciudad, ante funcionarios municipales y público proveniente del Movimiento Igualdad, que él lo dirige.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carlos Serrano Aguilar, ex Presidente de la Corte de Justicia del Azuay y hombre público de destacada trayectoria, fue homenajeado por sus familiares y amigos, por haber recibido una distinción de la Municipalidad de Cuenca en reconocimiento a sus méritos. Aparece con su esposa, Martha Montesinos, rodeado de sus hijos y familiares
 

Vida en Broma

El Presidente Rafael Correa trabajó hasta el agotamiento, por diez años. Poco faltó para que saliera de la Asamblea Nacional en silla de ruedas luego de entregar el mando a su sucesor.

Leer m谩s...

Mucho mejor Ecuador

Banner

Contador de Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

Visitas desde Enero de 2009

mod_vvisit_counterHoy1168
mod_vvisit_counterAyer2203
mod_vvisit_counterEste mes42688

Versi髇 Digital

 

 









Desarrollado por Webnet Soluciones