Revista Avance

      

Actualmente editando: /home/ravance/public_html/templates/cloudbase/layouts/blocks/main.php Codificación: Volver a abrir Cambiar a Editor de código Cerrar Salvar

Palabras y piedras sueltas

Banner
Montalvo y la idea de Dios.
Imprimir PDF

Por Eugenio Lloret Orellana

 

Eugenio Lloret

Fue un cristiano anticlerical. En la hora de su muerte, rechazó la visita de un sacerdote, diciendo:  “No. Yo no creo en la confesión. Estoy en paz con mi razón y con mi conciencia; puedo comparecer tranquilo ante Dios”.

Intentar seguir las peripecias del pensamiento montalvino en  torno a su idea de Dios, no es tarea fácil, porque en su pensamiento la idea de Dios se nos da como algo que no ocupa en modo alguno posición de primer orden.
No se quiere decir con esto que Juan Montalvo, ignore a Dios, pero sí que le profesa un culto muy particular, como particular es la concepción que de Dios tiene en sus escritos.
Siendo que Montalvo es uno de los más originales estilistas de la lengua castellana que ha ejercido gran influencia en el pensamiento literario actual, aun cuando su quehacer filosófico apenas sí ha comenzado a valorarse, es preciso que tratemos de aproximarnos a él, y hagamos un esfuerzo por averiguar las ideas de Montalvo en cuanto a Dios y para ello nos valemos de sus propias palabras y voz interior.
Montalvo fue un cristiano anticlerical. En la hora de su muerte, rechazó la visita de un sacerdote, diciendo:  “No. Yo no creo en la confesión. Estoy en paz con mi razón y con mi conciencia; puedo comparecer tranquilo ante Dios”.
Doña Emilia Pardo Basán lo tildó de  “ … alma religiosa y pensamiento heterodoxo”. Gustó tanto a Montalvo esta definición que, casi en seguida, responde a su admiradora. “  Sí yo hubiera acertado a calificarme a mi gusto, no hubiera hallado expresión más verdadera y expresiva:  mi alma está llena de Dios, de inmortalidad, de gloria eterna. Unos católicos me llaman “ impío ” otros “ malvado ”, solamente la autora de la Vida de San Francisco ha dado en la cabeza del clavo: alma religiosa y pensamiento heterodoxo ”.
Analicemos un poco más el problema religioso en Montalvo. Para mi, fue un protestante en cuyo corazón ardía la rebeldía del Apóstol Pablo y de Lutero. Montalvo fue un enamorado de Dios, de Cristo y de la Biblia. A su amiga Emilia Pardo le confiesa:  “  Mi alma está llena de Dios “. Después agrega: ” … Qué satisfacción hablar con Dios en la soledad, huido de los

 hombres, mal calificado por ellos, pero titulado, condecorado por el Soberano de los cielos “. En otra ocasión agregó: ”  Me confesaré con Dios omnipotente y misericordioso…. La muerte que le pido, Dios me la ha de dar: muerte de filósofo cristiano, sin duda ni temores…creyendo en El y no en las patrañas de sus difamadores, alabando sus obras y no maldiciendo los de los hombres ”.
En las siguientes palabras, Montalvo muestra su admiración por Cristo.  “Sí yo hubiera vivido en los tiempos de Cristo, lo habría seguido, habría sido uno de sus discípulos, y no el que le jugó la corta herencia, sino uno de los fieles, de los buenos…. Tan real, tan profundo es el amor que siento por El, me embelesa tanto su historia, que la sigo todos los años, desde Belén hasta el Calvario ”.
Montalvo dijo:  “ La Biblia lo sé de memoria ”. Es así que de una versión inglesa de la Biblia, tradujo al castellano el Salmo 23. “ Mi pastor es mi Dios, en El confío/ Nada me falta si de Dios me fío ”…
“ Tracé con el dedo estos versos en la arena húmeda y tersa de un río, - dice Montalvo – otro día fui a buscarlos. Allí estaban las palabras del profeta fácilmente legibles. Me las puse en la memoria; y como ni noche ni mañana he dejado de repetirlos desde entonces, a ellos les debo sin duda el pan de siete años de destierro y olvido. Los que quieren estar a salvo del hombre, repitan de corazón los versos de David ”.
En todo y por todo – repetimos – fue Juan Montalvo un cristiano de marcados perfiles protestantes. Su amor a Dios, su amor a Cristo, y su dedicación al estudio de la Biblia, la presentan como un filósofo evangélico que vive sus credos.
Al fin de su existencia, se vistió de frac y pronunciando el perdón para sus enemigos – “  Ni Dios ni los hombres me han faltado ” – y recitando el Salmo del Pastor, bajó al corazón de la tierra el cuerpo del hombre que enriqueció la lengua de Castilla, el Maestro de maestros, el azote de tiranos y de fanatismos sectarios.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Portada de Junio de 2017

El Presidente Lenín Moreno anunció una política de brazos abiertos e invitó a todos los ecuatorianos a trabajar con armonía por el bien del Ecuador.

 

Opinión

Renovación y Optimismo Nacional

  La democracia continúa, la historia sigue su curso. Un ambiente de esperanzas predomina en el ánimo de los ecuatorianos en los días iniciales del Gobierno del Presidente Lenín Moreno, quien asumió el mando el 24de mayo con un discurso reconciliador, luego de la fogosa campaña electoral que ya es drama del pasado.

Leer más...

Reportajes, Entrevistas y Más...

Ciudad, gente, cultura y desarrollo

 

 

 

 

Martín Sánchez fue elegido Director de la Casa de la Cultura del Azuay y está en funciones desde mayo pasado. La nueva Ley de Cultura suprimió el cargo de Presidente del Núcleo y él es el primer directivo institucional de esta etapa que incorpora la Casa de la Cultura al Ministerio del ramo.

 

 

 

 

 

 

 

Manuel Orellana Ayora falleció el 18 de mayo, en Quito. Fue uno de los diez integrantes iniciales del Semanario La Escoba, resucitado en 1949 para continuar la publicación fundada por Fray Vicente Solano en 1854 y del que el religioso polémico sacó a luz 36 ediciones hasta febrero de 1858. Además, Orellana fue hombre público y maestro universitario con destacada trayectoria como investigador del desarrollo regional y nacional. Ejerció altas funciones en organismos internacionales. En varias épocas, con silencios y resurrecciones, La Escoba perduró hasta enero de 1961, cuando vio la última luz el Nro. 196. El Semanario, polemista y humorístico, irreverente, se rebeló contra los políticos, los intelectuales y personajes de viejo cuño y fue ventana anunciadora de nuevos tiempos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sandra Ochoa, Corresponsal del diario El Universo, falleció en la primera semana de mayo, provocando consternación entre los compañeros de profesión en Cuenca y en el país.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Humberto Polo Cabrera (1917), emprendedor comerciante, falleció en mayo pasado. Próximo a cumplir cien años, es recordado como un propulsor de la actividad mercantil de la ciudad en el siglo pasado. En junio de 1963, hace 54 años, fue uno de los fundadores de la primera Cooperativa de Ahorro y Crédito de Cuenca, en la Cámara de Comercio, ahora nominada Cooperativa Alfonso Jaramillo León (CAJA). 

 

 

 

 

 

 

 

El Alcalde Marcelo Cabrera Palacios, en cumplimiento de la Ley, presentó el informe de labores del último año de gestión. Fue en el Museo de la Ciudad, ante funcionarios municipales y público proveniente del Movimiento Igualdad, que él lo dirige.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carlos Serrano Aguilar, ex Presidente de la Corte de Justicia del Azuay y hombre público de destacada trayectoria, fue homenajeado por sus familiares y amigos, por haber recibido una distinción de la Municipalidad de Cuenca en reconocimiento a sus méritos. Aparece con su esposa, Martha Montesinos, rodeado de sus hijos y familiares
 

Vida en Broma

El Presidente Rafael Correa trabajó hasta el agotamiento, por diez años. Poco faltó para que saliera de la Asamblea Nacional en silla de ruedas luego de entregar el mando a su sucesor.

Leer más...

Mucho mejor Ecuador

Banner

Contador de Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

Visitas desde Enero de 2009

mod_vvisit_counterHoy1629
mod_vvisit_counterAyer2932
mod_vvisit_counterEste mes35337

Versión Digital

 

 









Desarrollado por Webnet Soluciones