Revista Avance

      

Actualmente editando: /home/ravance/public_html/templates/cloudbase/layouts/blocks/main.php Codificación: Volver a abrir Cambiar a Editor de código Cerrar Salvar

Palabras y piedras sueltas

Banner

Moreno carece del temperamento confrontativo de su antecesor, pero también es posible que no tenga la energía de éste hacia los embates oposicionistas. Combinar la dulzura y flexibilidad con firmeza es el principal reto que afronta el próximo mandatario, además de eliminar la sospecha de que sería nada más que una figura…  
 
Luego del polémico y accidentado proceso electoral de segunda vuelta, el nuevo Mandatario del país, Lenin Moreno, será investido en un Ecuador dividido prácticamente por la mitad, entre aquellos ciudadanos que votaron por la continuidad de la denominada Revolución Ciudadana, y aquellos que inclusive en alianzas electorales “contra natura”, entre la izquierda radical y la derecha neoliberal, votaron porque PAIS sea electoral y democráticamente desalojado de Carondelet, e iniciar lo que se llamó Post Correísmo.
 
   Irresponsable sería de parte de los vencedores, gobernar a partir del próximo 24 de mayo como si nada hubiese pasado, y los próximos cuatro años fueran la simple continuación del goce y disfrute del poder, más o menos con las mismas caras curtidas por el desgastante ejercicio de los altos cargos, en medio del hastío de casi la mitad de la ciudadanía respecto a su accionar.
 
   La alianza Creo-Suma, al negarse a reconocer la legitimidad de la victoria de sus adversarios de PAIS, al parecer, le dará una larga batalla en este cuatrienio, que le reste al próximo régimen, ya debilitado por su merma en el favor popular, para que siempre esté presente la sospecha de su origen. Por sobre el hecho de que no hubiera existido el fraude electoral, su sola sospecha afecta a la imagen de la administración Moreno-Glas, cuya estrategia, en cambio, debería ser la de “tender puentes”, tal como Lenin Moreno manifestó a lo largo de su campaña eleccionaria y después de ésta. Si no se tienden aquellos puentes, el futuro gobierno enfrentaría la oposición concentrada de izquierda y derecha, situación que se agravaría si, como parece, la escasez de recursos le impediría cumplir con sus ofertas de doblar el bono de desarrollo humano, construir centenares de miles de viviendas y plasmar aquel plan con nombre de bolero romántico, Toda una Vida, para los menos favorecidos.
 
   Moreno deberá desmarcarse de la agresiva imagen de su antecesor, de su intolerancia y poca permeabilidad a las críticas, de su presunción de infalible, de sus cansinos programas de las Sabatinas, para empezar a tender esos puentes hoy más que nunca necesarios para suturar, cuando menos de forma parcial, las heridas que el maniqueísmo de Rafael Correa ha dejado en el tejido político y social del Ecuador.
 
   Lenin Moreno carece del temperamento confrontativo de su antecesor, pero también es posible que no tenga la energía de éste hacia los embates oposicionistas. Combinar la dulzura y flexibilidad con firmeza es quizá el principal reto que afronta el próximo mandatario, y además eliminar la sospecha de que él sería nada más una figura, mientras tras bastidores gobernaría por control remoto el futuro residente en Bélgica, con sus fichas sumisas, enclavadas nuevamente en ministerios y otros cargos de relieve.
 
   ¿Podrá sortear estos grandes escollos Lenin Moreno?, es la pregunta decisiva.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Portada de Junio de 2017

El Presidente Lenín Moreno anunció una política de brazos abiertos e invitó a todos los ecuatorianos a trabajar con armonía por el bien del Ecuador.

 

Opinin

Renovación y Optimismo Nacional

  La democracia continúa, la historia sigue su curso. Un ambiente de esperanzas predomina en el ánimo de los ecuatorianos en los días iniciales del Gobierno del Presidente Lenín Moreno, quien asumió el mando el 24de mayo con un discurso reconciliador, luego de la fogosa campaña electoral que ya es drama del pasado.

Leer más...

Reportajes, Entrevistas y Ms...

Ciudad, gente, cultura y desarrollo

 

 

 

 

Martín Sánchez fue elegido Director de la Casa de la Cultura del Azuay y está en funciones desde mayo pasado. La nueva Ley de Cultura suprimió el cargo de Presidente del Núcleo y él es el primer directivo institucional de esta etapa que incorpora la Casa de la Cultura al Ministerio del ramo.

 

 

 

 

 

 

 

Manuel Orellana Ayora falleció el 18 de mayo, en Quito. Fue uno de los diez integrantes iniciales del Semanario La Escoba, resucitado en 1949 para continuar la publicación fundada por Fray Vicente Solano en 1854 y del que el religioso polémico sacó a luz 36 ediciones hasta febrero de 1858. Además, Orellana fue hombre público y maestro universitario con destacada trayectoria como investigador del desarrollo regional y nacional. Ejerció altas funciones en organismos internacionales. En varias épocas, con silencios y resurrecciones, La Escoba perduró hasta enero de 1961, cuando vio la última luz el Nro. 196. El Semanario, polemista y humorístico, irreverente, se rebeló contra los políticos, los intelectuales y personajes de viejo cuño y fue ventana anunciadora de nuevos tiempos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sandra Ochoa, Corresponsal del diario El Universo, falleció en la primera semana de mayo, provocando consternación entre los compañeros de profesión en Cuenca y en el país.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Humberto Polo Cabrera (1917), emprendedor comerciante, falleció en mayo pasado. Próximo a cumplir cien años, es recordado como un propulsor de la actividad mercantil de la ciudad en el siglo pasado. En junio de 1963, hace 54 años, fue uno de los fundadores de la primera Cooperativa de Ahorro y Crédito de Cuenca, en la Cámara de Comercio, ahora nominada Cooperativa Alfonso Jaramillo León (CAJA). 

 

 

 

 

 

 

 

El Alcalde Marcelo Cabrera Palacios, en cumplimiento de la Ley, presentó el informe de labores del último año de gestión. Fue en el Museo de la Ciudad, ante funcionarios municipales y público proveniente del Movimiento Igualdad, que él lo dirige.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carlos Serrano Aguilar, ex Presidente de la Corte de Justicia del Azuay y hombre público de destacada trayectoria, fue homenajeado por sus familiares y amigos, por haber recibido una distinción de la Municipalidad de Cuenca en reconocimiento a sus méritos. Aparece con su esposa, Martha Montesinos, rodeado de sus hijos y familiares
 

Vida en Broma

El Presidente Rafael Correa trabajó hasta el agotamiento, por diez años. Poco faltó para que saliera de la Asamblea Nacional en silla de ruedas luego de entregar el mando a su sucesor.

Leer más...

Mucho mejor Ecuador

Banner

Contador de Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

Visitas desde Enero de 2009

mod_vvisit_counterHoy1181
mod_vvisit_counterAyer2203
mod_vvisit_counterEste mes42701

Versin Digital

 

 









Desarrollado por Webnet Soluciones