Revista Avance

      

Actualmente editando: /home/ravance/public_html/templates/cloudbase/layouts/blocks/main.php Codificación: Volver a abrir Cambiar a Editor de código Cerrar Salvar

Las Manipulaciones del Poder

La prensa es independiente, pero con una libertad sujeta a una velada dependencia porque tiene que vivir de anuncios comerciales. En efecto, concede mayor espacio a las apuestas, a los remedios fraudulentos y a los cosméticos que a los problemas de la guerra
 
Los bombardeos parecen inminentes. Por la radio se difunden los horrores cometidos por las tropas en los países ocupados. Los estratos altos de la sociedad británica se muestran nerviosos, pero la clase popular está presa del terror. Graficaba la situación el “Daily Telegraph” informando que las casas londinenses se hallaban desiertas y que casi toda la gente tenía que convivir con sus cocineros en los hoteles.
 
   Con la autoridad de quien había luchado junto a las tropas republicanas en la guerra civil española, en defensa de la justicia social, Eric Blair comenta en su “Diario de guerra” que la expresión “toda la gente” se refería al uno por ciento de los londinenses, como si para el periódico el 99% de la población no existiera.
 
   Páginas adelante, sostiene que a los clanes gobernantes y empresariales solo les preocupaba defender sus intereses financieros y todavía no acertaban a saber si el mal menor sería aliarse con la Alemania de Hitler o con la Rusia de Stalin. La Iglesia tampoco lo sabía, pero prefería estrechar relaciones diplomáticas con los países del Eje. En medio de la incertidumbre, variaban por igual, de la noche a la mañana, los odios y las simpatías en la militancia política de izquierda y de derecha.
 
   Cuenta que bajo los bombardeos los trabajadores se hallaban más asustados que la gente de clase media. Llevado por su misión periodística, recorre los barrios y nota que los obreros ponían mayor atención a las transmisiones radiales si el discurso era popular. Eileen, su esposa, formula entonces una observación de incuestionable actualidad: a la gente con menos educación le llega el discurso en lenguaje solemne, que en realidad no entiende, pero le impresiona.
 
   Blair cree que en el manejo de la situación, a comienzos de los años cuarenta, ocurría algo similar a lo que había observado en la guerra civil española, cuando la política inglesa no había previsto lo nefasto que resultaría para Inglaterra el permitir que Hitler y Mussolini impusieran a Franco. Ahora España simulaba ser probritánica e importaba grandes cantidades de petróleo, pero pronto se la verá del lado alemán, afirma con el don profético que ya caracterizaba al escritor.
 
    Los periódicos eran controlados por un gobierno que permanecía asimismo a la expectativa, renuente a autorizar la información sobre la gravedad de los acontecimientos. Nunca se informó, por ejemplo, que habiéndose decidido que el trabajo en los muelles no fuera suspendido hubiera o no bombardeos, los restos de los hombres que trabajaban en la bodega de un barco tuvieron que ser recogidos en baldes luego de un bombardeo, lo que provocó una huelga laboral que obligó a las autoridades a permitir que los obreros volvieran a acogerse a los refugios. Había que acostumbrarse a dormir con el estallido de las bombas y los disparos de las armas antiaéreas. Esos sonidos, anota con ironía, actúan como soporíferos siempre y cuando sean distantes.
 
  Concede que uno de los aspectos horrorosos de la guerra es que la propaganda bélica, el grito, el odio y las mentiras provienen invariablemente de quienes no están peleando sino protegiendo sus intereses. Y observa que la prensa es independiente, pero con una libertad sujeta a una velada dependencia porque tiene que vivir de anuncios comerciales. En efecto, conceden mayor espacio a las apuestas, a los remedios fraudulentos y a los cosméticos que a los problemas de la guerra.
 
   Al cabo de setenta y cinco años, las páginas del Diario se leen como si sobre ellas no hubiera caído el polvo del tiempo, quizás porque tampoco ha cambiado el ser humano y el estado de guerra prevalece a pesar de tanta palabrería pacifista.
 
   Lo que le duele a Blair en esos años (1941, 1942) es sacrificar su vocación a la premura que impone al periodista el conflicto bélico, pues se ve obligado a escribir sus reseñas para la BBC directamente en la máquina, cosa que antes no hacía, pues redactaba por lo menos dos veces, y ciertos fragmentos hasta diez veces.
 
   Una crítica acerba contra las manipulaciones del poder domina en el “Diario de guerra”. Es la postura intelectual que ha consagrado mundialmente al escritor, mejor conocido por su seudónimo de George Orwell, sobre todo en las dos grandes profecías noveladas “Rebelión en la granja” (1945) y “1984” (1949), escritas cuando probablemente ya “florecían los azafranes y los alhelíes y era una maravilla poder salir a respirar y a ver que la Tierra seguía girando alrededor del Sol”.
 
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Portada de Abril de 2017

Lenin Moreno festeja el triunfo en las elecciones presidenciales. 
Cristina Palacio habría sido asesinada, lo que conmociona a Cuenca

 

Opinión

Después de la jornada cívica electoral

El Ecuador ha cumplido una jornada cívica de gran madurez en las elecciones del 2 de abril. El fragor de la campaña, con matices de virulencia, ha quedado atrás. Todos los pronósticos agoreros de confrontación de insospechadas consecuencias, quedaron desvanecidos al conocer las cifras de las votaciones.

Leer más...

Reportajes, Entrevistas y Más...

Ciudad, gente, cultura y desarrollo

 

 

La Casa de Cuenca, institución de cuencanos residentes en Quito, designó a su Directiva para el período 2017-2018. Resultó elegida Presidenta Ximena Vintimilla Moscoso, quien aparece en un ángulo, al posesionarse. En la foto constan los dignatarios electos.

 

 

 

 

 

 

 

Del 20 al 24 de noviembre será el XIII Encuntro de Literatura Ecuatoriana y Latinoamericana, organizado por la Universidad de Cuenca. El anuncio hicieron los dignatarios que constan en la foto: Jaqueline Verdugo, Presidenta del Encuentro, Pablo Vanegas, Rector de la Universidad, Humberto Chacón, Decano de la Facultad de Filosofía, y  Elena Jerves, Subdecana.

 

 

 

 

 

 

 

 

Camino a los 104 años de edad –nació en agosto de 1913- falleció Emilia Izquierdo Crespo de Lituma, madre de una amplia descendencia azuaya. Fue última sobreviviente de la primera promoción de Bachilleres en Ciencias de la Educación, en 1939, del normal Manuel J. Calle. Dedicó su vida a la docencia escolar hasta jubilarse hace cerca de medio siglo. Condolencias a sus familiares.

 

 

 

El mantenimiento permanente de las calles adoquinadas del centro histórico de Cuenca, es una importante gestión municipal. Se aprecia un tramo de la Luis Cordero y Calle Larga, con obreros en plena actividad.

 

 

 

 

 

 

 

En marzo falleció Max Vidal Moscoso. Ingeniero de profesión dedicó varios años de su vida a las obras del proyecto hidroeléctrico Paute y al ejercicio profesional particular. Condolencias para sus familiares.

 

 

 

 

Vida en Broma

Humm… las elecciones. Las lluvias e inundaciones hicieron temer que el entusiasmo del sufragio se convirtiera en terrible naufragio: pero todo ya pasó dejando atrás los amagos de tormenta.


Leer más...

Suscriptores Destacados

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Contador de Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

Visitas desde el 29-Dic-2008

mod_vvisit_counterHoy2660
mod_vvisit_counterAyer2947
mod_vvisit_counterEste mes79530

Versión Digital

 

 







Documento sin título
Utimos comentarios


Desarrollado por Webnet Soluciones